STOP: A VECES SE NECESITA UN BRAKE


8d15b10d070bca0f3a1312aedfeeec80.jpgPrometí que hoy iba a dormir temprano; al parecer no será la excepción de esta nueva costumbre de alcanzar el sueño casi al ver amanecer. Es que es de esas noches en las que, como dice mi hijo, “no puedo apagar mi cerebro” y no dejo de pensar algo de pasado, una pizca de presente y demasiado futuro.Ya… ya sé que está mal estar pensando en el futuro, provoca ansiedad. ¿Qué creen que es lo que me tiene despierta a estas horas?

Estoy segura de que much@s han tenido esta sensación o en algún momento llegarán a tenerla. Ese momento en el que la vida pareciera suspenderse al rededor y al mismo tiempo pasando tan de prisa que confunde tus sentidos. Querer vivir, disfrutar, emociones, soñar, no planearlo todo… pero querer tomar decisiones conscientes, certeza, tranquilidad. Algo tan sencillo pero TAN complicado; como entender en esta época a los hombres. #plop (Sin ofender a los presentes)

Empezó enero, hace tres meses murió Marthita, mi abuela, mi roca; al poco tiempo tuve que dejar mi casa y regresar a vivir con mi mamá, nos dio influenza ese mismo fin de semana a Cio y a mi… el trabajo, los compromisos, los planes, más trabajo, salir adelante… Fue un comienzo de año, que apenas sentí que empezó pero ya estamos terminando el primer trimestre…

Se que no es lo mejor pensar en el futuro, pero me di cuenta que empecé a ser presa de mi presente… y creo que eso es mucho peor. Amo mi familia, amo mi trabajo, mis amigas, a ustedes, no es queja de la realidad que he construido. La vida me puso a resolver por demasiado tiempo lo urgente que deje de lado mucho que tanto he deseado, no es excusa ni justificación, eso tenía que vivir para aprender, lo que al parecer aún me falta de aprender… o tal vez a la otra parte y yo solo estoy sirviendo como maestra… jajajaja (Recuerden amo el autobullyng, me ayuda a sobrepasar mis tempestades). Y en este resolver lo urgente fui viviendo un presente sin ningún futuro planeado, cosa que para una mujer metódica y perfeccionista como soy es un colapso nervioso seguro. Lo cual me trajo hasta aquí.

No se como extender las horas del día, no hay más cafeína que pueda ingerir para forzar mi cuerpo y rendir al doble, por mas que organicé mi agenda, haga listas y trate de cumplir mis objetivos en tiempo y forma… pareciera que hay alguien por ahí con una monita vudú de mi persona (que seguro esta D I V I N A la monita) buscando sabotear todos mis planes. Pero justo cuando estoy a punto de decir a la “changada con tus gangas” (Nota: chiste favorito de mi mamá) sucede algo que me inyecta de ganas para forzar la maquina y aferrarme a esa motivación que tenía, no dejarla apagar. Mi abuela me aventaría de chanclasos si me volviera a ver decaída y más después de lo mucho que sigue haciendo por mi y por Cio.

Se que tu, probablemente tengas uno de estos días en donde haces, haces y haces mas y no sientes ningún avance… que pasan semanas y tu lista de pendientes siga casi igual de larga que cuando la escribiste por primera vez. Se lo molesto es que te digan esto… así que mejor léelo en voz alta y es como si te lo dijeras tú: NO TE DESESPERES, NO TE FRUSTRES, NO TE DESANIMES, TEN PACIENCIA Y NO DEJES DE TRABAJAR. POR MÁS QUE PAREZCA QUE LA VIDA CONSPIRA EN NUESTRA CONTRA, LA REALIDAD ES QUE ES NUESTRA MEJOR ALIADA Y NOS LLEVA AL LUGAR EN EL QUE PERTENECEMOS. LO QUE ESTÁ PASANDO ES LO MEJOR QUE TE PUEDE PASAR.

Creanme que a mi también me cuesta trabajo decirmelo, pero me lo repito todos los días las veces que sea necesario hasta creerlo. Después de casi cuatro años en procesos legales, desgastes emocionales, cadenas laborales; si hay días en los que digo : “¿Es neta que esto es lo mejor que me puede estar pasando? Digo… ok, pues no es como que tenga más opción… pero ¿Es netaaaaa?” Y aunque suene utópicamente a película de Disney… no pasa mucho tiempo cuando me doy cuenta de que había una razón más por la que tenía que estar ahí.

MI SUGERENCIAS:

  1. No te quejes
  2. No hagas fiestas de autocompasión
  3. No seas la víctima de tus circunstancias, se el generador de tus oportunidades.
  4. Abre los ojos y sobretodo el alma para percibir la razón de tus experiencias en lugar de poner al “Hamster de la cabeza” a buscar el “porqué a miiiiiiii” (*leer con voz dramática, agonizante en un diván).
  5. Date la oportunidad de sentirte cansado, decaído, sin motivación… pero pon una alarma y en cuanto suene deja ir todo. Entre más alimentes esos sentimientos negativos, mayor poder tendrá sobre tus sueños.
  6. Encuentra cosas que te hagan sentir bien y hazlas, aunque no tengas ganas… Nota: de preferencia que estas actividades sean contigo y nada más, se agradecen invitados pero pueden llegar a estropear este ejercicio de enfrentamiento contigo mismo. ¡OBLIGATE! Canta, baila, escribe, grita, corre, (No se imaginan cuantas horas tuve que bailar sola frente a este mismo monitor hasta soltar la carcajada cómplice de mi locura) (Sí, para quienes lo sospechan estoy loca, sanamente loca)
  7. Y entonces sí, con endorfinas por tu cuerpo comienza de nuevo esa lista, en limpio… rompe aquella en la que ya habías perdido el sentido y date la oportunidad de empezar de nuevo.

Lo bueno de esta metodología que he desarrollado de manera empírica… es que siempre se puede volver a empezar, porque una vez que se rompe una lista de pendientes, nunca existió… así que en teoría no me he quedado tan mal… jajajaja. Esto me funciona a mi, por mi personalidad, por lo exigente y perfeccionista que soy, por el tipo de juez que soy conmigo; probablemente más de uno no haga click con esto, pero mas de uno seguro si. 😉

Es la manera en la que yo encontré el balance entre mi “control freak” y mi yo creativo y libre.

Sentarme a estas horas frente a un monitor, leer sus mensajes, tantas palabritas de apoyo, es parte importante de mi motivación; el saber que mi esfuerzo no ha sido en vano. Y me invita a compartirles un pedacito mas de mi. Prometo no dejar tanto tiempo entre estas charlas.

Espero que por lo menos los haya echo reir un poco con todas mis anotaciones, que les haya servido de algo y estoy feliz de recibir sus sugerencias, dudas, comentarios para poder tener más #pedacitosdemi con ustedes.

Mucha luz, mucho amor y muchísima energía,

Mónica Makaco

Escrito por

Apasionada con la vida, adicta a caer y levantarme, a aprender día a día algo nuevo, siempre compartiéndolo porque no sirve de nada tener sin dar. Inmune a los juicios sin fundamentos. Una mujer envuelta en un mundo acelerado, encontrando el equilibrio a diaro para ser yo completa; mamá, hermana, hija, amiga y emprendedora sin olvidarme nunca (o casi nunca de darme mis 5 minutitos de apapacho personal). Este viaje lo empecé junto a ustedes hace un par de años y no tengo como agradecer las oportunidades que me han brindado. Espero que sigamos juntos mucho tiempo mas. Mucha luz, Mon

Un comentario sobre “STOP: A VECES SE NECESITA UN BRAKE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s